Si alguien preguntara
A donde ha ido Sokan,
decid tan solo:
"Tenía cosas que hacer
en el otro mundo"

último Haiku de Sokan

sábado, diciembre 30, 2006

...

joven instante
arrebatas la noche
ignoras morir

sábado, diciembre 23, 2006

domingo, diciembre 17, 2006

Tiempo


No sé por que tengo la sensación, cada vez más fuerte de que el tiempo no alcanza para todo cuanto quiero hacer, recuerdo haber leído en algún libro que ese sentimiento nace cuando nos alejamos de nosotros mismos, cuando nos enajenamos.
Pero ¿Qué es, lo que nos toca hacer?, ¿A que hemos venido?, ¿Estamos aquí para hacer algo importante?, ¿Qué es eso importante?, ¿Escribir en un blog?, ¿Hacer la cama?, ¿Leer o escribir un libro?, ¿Reproducirse y criar?, ¿Trabajar, filmar?…
¿Qué es, lo realmente prioritario?, ¿Cuál es nuestra misión? y... ¿Si es que la hay?.
Entonces ¿Dónde están los limites?, los verdaderos limites de nuestras conciencias, más allá de los juicios morales que hemos inventado, en un gran esfuerzo por mejorar nuestra convivencia, llegando al extremo de crear leyes para después romperlas.
Nos crecen las uñas y el pelo, ¿tenemos que cortarlo?, nos da hambre, tenemos frío, tenemos que conseguir de un modo u otro, abrigo alimento, etcétera. Pero ¿Es todo tan simple como eso?…
Entonces, ¿Para qué, toda ésta memoria que me permite aprender tantos lenguajes?, que a su vez me permiten recordar, he incluso escribir lo que recuerdo, para que otros lean sin importar si ya estoy muerto o lo que realmente quise decir.
Se que todas estas preguntas, no tienen nada de nuevo, las venimos haciendo desde…¿Quizás cuando?, ¿Será desde que tenemos memoria, desde que empezamos a escribir? Ó ¿Desde antes?.
La humanidad ha inventado hasta los computadores, intentando entenderse a si misma y al universo y realmente aunque muchas personas han ocupado la vida en comprender, no hay respuestas certeras de lo que somos, en donde estamos y menos, a que vinimos.
Sabemos si, que en este juego de rol el tiempo es limitado y que somos un pequeñito evento en la totalidad de un tiempo infinitamente elástico.


En una entrevista a uno de los actores de la primera serie de televisión, que he visto completa, llamada “Six feet under”, reflexionando sobre la particularidad de lo que hicieron durante 5 años de trabajo, este dijo: “La vida es lo que sucede, mientras haces esfuerzos por elaborarla”…
Cuando escuche la frase, me broto una carcajada inmediata, de puro encontrarle la razón.
Nada de cuanto planeamos es realmente como sucede y eso me recuerda que todo esto que escribí es simplemente una forma de decirme a mi mismo y claro, un intento de compartir, lo que me sucedió mientras veía cada capítulo.
Y que aunque no encontremos respuestas, hay que aprender a vivir, aprendiendo también que, en el debido momento tendremos que saber morir.
Nos recordaran entonces, cuando ya no estemos y sin saberlo siquiera, en la sonrisa de un niño, con la lluvia estallando en las ventanas, en el horizonte dominguero, en un primer beso, al despertar del sol o simplemente viviendo lo que nosotros no.

martes, diciembre 05, 2006

Entre paisajes y sombras


Estoy algo distraído, es verdad, mis sueños se fueron para otra parte.
El paisaje se agita y es severo con la contemplación.
Para él no hay nada que perder, es solo la naturaleza de las cosas.
En cambio, por estos días ocupo con preguntas, el tiempo que inmune a la duda se me arranca, sin decir nada… despertar es un privilegio.
De primera vista todo está quieto, no hay cambios, pero la proximidad revela grandes secretos… prefiero la distancia.
Luz y sombra son solo espejos que murmuran la vida en la yema de nuestros dedos. Hablar de justicia es un juego de niños, por que la luna sigue saliendo por el mismo lugar hace millones de años y aunque eso no significa nada, solo un instante en nuestras vidas con suerte es menos que un instante en el universo elástico.
Estiro mi mano al vacío y provoco la risa de un horizonte lleno de curvas sin fin…

jueves, noviembre 30, 2006

Melodía


Escuche una canción romántica, en ella no están tus ojos alertas, ni sonrisa dulce, pero si, el susurro de la revolución que nos pesa.
Gritamos libertad sin saber que hacer con ella, talvez por que no hay que tener razones para ella, simplemente por que hay que abrazarla con respeto, pero sin miedo.
El silencio no me molesta, ni siquiera me incomoda, por cierto he descubierto que tampoco la soledad me inquieta, con ello no quiero decir que no me importa el ocaso.
A secas, no intentaré entender, solo acepto con cariño la partida de quien busca otra costa donde el mar murmure sus cuidados.
Descanso en el sol de tu alegría y me guardo a la sombra tu tristeza, festejo cada día de nuestra historia y el valor de haberla vivido.
Crecimos un poco juntos y eso ya es un privilegio…
Escucho nuestras canciones como quien acaricia tu espalda dormilona.

martes, noviembre 28, 2006

Dialéctica


Amor y odio, dan saltos cuánticos
los paisaje mutan
lánguidas tardes primaverales
guardan silencio dormilón
dulces vientos agitan preguntas
que el calor no deja contestar.

Vendaval desenfrenado recuerda
tu armonía original
descansa con pies en el arrollo
que tu sonrisa despierta
ilusión y deseo de la penumbra
que guarda el huidizo presente.

sábado, noviembre 25, 2006

Lo prometido es deuda…



Hace algún tiempo escribí en un post (Experimentando), -“Yorka la directora de arte insistió varias veces en recordar las referencias que me mostraron”-, luego de mucho tiempo y muchas conversaciones sobre aquel momento y lo que significó el haber escrito lo que escribí.
Me toca reflexionar sobre la responsabilidad de lo que uno dice, escribe o manifiesta.
Y asumiendo dicha responsabilidad, he de contar que la duda en aquella ocasión nos invadía a todos y es a nuestra directora de arte a quien debo de agradecer el recordarme, que era… “lo soñado”.
Lo que más me gusta de mi trabajo es que, en el resultado final se hace visible el equipo que hay tras el director.
Cuando algo sale bien, somos todos quienes contribuimos...

Con el paso del tiempo me he dado cuenta de lo contento que me pone saber que he encontrado una tribu donde lo humano es “Sagrado” . Un salud por eso

jueves, noviembre 23, 2006

Próxima estación


Desperté antes que la campanilla,
mis sueños estallaron anoche
con sobresaltos de una mujer vestida de ángel,
una mariposa azul me habla de la infancia,
herida, es la huella en el pasado
el silencio me da calma
para cruzar la noche
dormir con esperanza de verte sonreír,
pero las preguntas quedan ahí
girando con el viento
esperando el próximo tren,
nada me apura...

“vivir es llegar, morir es volver”
( Del Tao )

viernes, noviembre 10, 2006

Un invitado que viene al caso...

Por Andrés Waissbluth


Han pasado 2 meses desde el fin de la filmación de “199 recetas para ser feliz”...y parece un buen momento para mirar atrás. Fueron alrededor de 5 años de trabajo para poder filmar el cuento “Noticias de Milo” de Marcelo Leonart. Ése fue el punto de partida de un camino que a medida que avanzamos me fue dando la posibilidad de ser más arriesgado y hacer una película distinta a todo lo que he hecho hasta ahora.
Partir de un cuento publicado ya fue una novedad. Siempre he filmado ideas originales mías. Finalmente del cuento quedó todo y nada. Mi camino para adaptar desde la literatura al cine consistió en respetar la idea e intervenir la forma, distorsionándola de tal manera que al final se modificó la idea original. Así pasé de un concepto mínimo, voyerista a una película mental, compleja. Así pasé también de los temas evidentes del cuento como la mentira y el incesto encubierto, la mimetización y la homosexualidad latente, a uno que se sostiene sobre los anteriores: la sobrevivencia de la pareja. A pesar de que no son lo que quisieron ser en el pasado. Una vez llegado a este punto, entró la autoayuda como elemento de construcción cinematográfica de manera natural. Pueden parecer absurdas las recetas, sin embargo a pesar de sí mismo, a Tomás terminan ayudándole en su proceso de maduración y ésa parece ser la gran receta para su felicidad. Crecer. Aceptar que no es el mismo que soñó ser cuando tenía veinte.

Foto: Inti Briones

Filmar en otro país hizo que esta experiencia fuera un desafío desde un principio no sólo por las dificultades de producción y obstáculos creativos que eso implica. Lo más importante, es que para todos era, literalmente, un viaje a lo desconocido. Eso provocó, inesperadamente, que todo fuera sensualizándose día a día. Con temperaturas sofocantes y caras de múltiples colores, Barcelona me dio la sensación de ser una ciudad erotizada bajo su capa de pretendida elegancia y sobriedad. Esto, más allá de las historias de fin de rodaje, fue un gran aporte para la película. Enrareció el ambiente. La película tiene sólo una escena de sexo, al final, sin embargo la tensión sexual se respira permanentemente. Esa tensión me dio la posibilidad de dar un paso más y de seguir tomando riesgos, logrando la mejor escena de sexo que he filmado nunca. Es emocionante. Cerré un capítulo. Después de cortos y largos relacionados con el tema, ya no quiero filmar más sexo, al menos por un tiempo.

Foto: Inti Briones

Creo que tuvimos suerte. El equipo humano que trabajó en la película, que ha trabajado con nosotros los últimos años, está en un gran momento creativo. Combinan experiencia y talento a la perfección. Sebastián Muñoz en la Dirección de Arte, Inti Briones en la Fotografía, Bruno Bettati en la producción acompañado desde la distancia por Crisis. Waldo Salgado al lado mío abriendo camino. La incrustación chileno-catalana de Manuel Robles. Los Cristianes Petit-Laurent y Burgos. Michelle Bossy. Paco Toledo. Todos tienen muchos largos en el cuerpo, pero aún son jóvenes, con una mirada fresca, inquieta. Cualquier fotograma del primer corte que estoy finalizando habla de eso. También los actores. Pablo Macaya haciendo el personaje de su vida, en el sentido más literal. Tamara Garea aportando un toque de distinción y nostalgia y Andrea García Huidobro entregando una potencia y ambigüedad que descoloca. A ellos hay que sumarle a Alex Brendemühl, actor catalán de origen alemán tan raro como adorable. Todos están en llamas.


Esta combinación humana es la que a pesar de las dificultades propias de cualquier filmación me protegió y ayudó a dar el paso que quería dar: empezar a permitirme más cosas como director. No fue un trabajo para soltar la mano, sino que para soltar amarras mentales. Dejarse llevar por la imaginación. Vencer miedos. Permitirme cosas que pensaba imposibles o inalcanzables. En “Los debutantes” quebrar la línea del tiempo fue un primer paso. En “199 recetas para ser feliz” me permití extravagancias aceptables por el estado mental del proyecto. Fue sólo un paso más. Tal vez tímido todavía. Una cosa es segura, mientras más riesgos tomamos, aumenta la diversión, nos sentimos felices filmando. Ese fue mi aprendizaje, la receta que recién vine a descubrir. Ése es mi mejor recuerdo de agosto en Barcelona.

Andrés Waissbluth
Director, "199 Recetas para ser Feliz"

lunes, octubre 16, 2006

Santiago centro


Hace un poco de frío, tengo la sensación de pies húmedos y el sol de mediodía aun no calienta como me gusta, es primavera y las calles de Santiago centro se calientan lo mínimo para que no se diga que estamos en invierno.
Pero la cosa está que arde, los músicos están en la calle y no es una fiesta pagana nortina, ni un pasacalle, no...

Es la filarmónica de chile que reclama por sus derechos.
La manifestación es ofrecerle al publico, algo de Bach, Mozart, Vivaldi...
No paro de sorprenderme, la manifestación de los músicos, es para mi un ejemplo, comparten con nosotros aquello a lo que le han dedicado la vida y por lo que es justo que se les pague.

Y me pregunto ¿En qué estarán los responsables de los despidos de aquellos artistas?.
Pagamos millones de pesos por ver al cantante más desagradable de los espectáculos de masas, Robin Williams y la mayoría de nuestros músicos están muertos de hambre y no me digan que por que nuestros músicos no son buenos o por que su música no es interesante, es por que no tenemos idea de quienes somos, por que a la hora de la hora nos preguntan de donde somos y con suerte nos brota un nacionalismo barato, en el que solo nos podemos reconocer, siempre y cuando estén en las primera planas de la prensa esponjosa, con Zamorano, el Chino Ríos y alguna victoria deportiva reciente.

Quizás, eso nos pasa por dejar que nos gobiernen estrellas del espectáculo de masas, que no saben pensar en otra cosa que ser reconocidos como hombres de éxito, tal vez la política se esté convirtiendo en una de las últimas plataformas del espectáculo de masas, de aquellas que dan tema para las primeras planas de la prensa rosa y nada más.

Unos pasos más y mientras me voy alejando de la música, me encuentro con un grupo de escolares, ¿recuerdan a los pingüinos?, pues ahí están, con menos cobertura que antes reclamando lo mismo que antes, una educación buena, justa, equitativa.
La buena educación...¿No era un derecho?... De pronto un gesto solidario, el recipiente de plástico con el que una escolar pide colaboración se mueve al ritmo de otra música, la que traen los exonerados políticos, la mayoría ya de la tercera edad.
Me salta otra pregunta: ¿Aquellos hombres y mujeres no deberían estar con sus nietos, descansando, compartiendo en el calor de un hogar digno, sus experiencias?, ¿Aquellas que permitan a los futuros ciudadanos reconocerse, identificarse, sentirse parte de una nación?.
Perdonen dos preguntas, ¿Cuanto vale un F16? y ¿Cuál es el presupuesto anual para la cultura y las artes?...mmm
No les parece que nuestros cimientos tambalean...

jueves, octubre 05, 2006

vocación



Foto: Tomás Valdivieso

"Yo lo que quiero es tocar, que el lo que más libre me hace"
"Gato Barbieri"


Como explicar que en el rodaje es donde más en familia me siento, como pez en el agua, si me permiten ser siutico.
Donde mejor se puede comprender lo que digo es en el documental de Calle 54 de Fernando Trueba, donde "Gato Barbieri" cuenta que no hay lugar donde se sienta más libre que en una sesión tocando su saxo.
Filmando es cuando entiendo a esos músicos que dicen que la música está en su sangre.
La luz y el comportamiento de ella no hacen más que llenarme de energía para seguir creyendo en el amor y la vida.
El color con sus diferentes estados, es para mi un conjunto de notas que no hacen más que manifestarse con vida propia.
Mientras filmo me siento como en una sesión de jazz latino, disfrutando el compartir con los otros interpretes de la gran orquesta, esa música y lo que ella contiene.

En ese momento, no sucede otra cosa más que el fluir.

Entonces... aprovechando las palabras de El gato...

"Yo lo que quiero es "fotografiar", que es lo que más libre me hace"...

A los hombres y dioses que me acompañen en esto, gracias...

jueves, septiembre 28, 2006

Homenaje


Hace unos días transmitieron por televisión nacional de Chile "Días de campo", de Raúl Ruiz, una verdadera sorpresa, no por que no estuviera enterado de la programación, si no por que... Ruiz en la TV, es un gran paso...Esperemos que no sea como el tren de Lima la paz, la paz.... Un paso pa delante dos pa atrás.

Con tantas vueltas de la vida, se me había olvidado que este, era el lunes en que estaba programada la película, por cierto los lunes hay cine chileno en el canal nacional, el lunes pasado dieron "Chamorro"... doble sorpresa, por que Pancha, desde su casa de las cruces, me llamó para contarme que estaba muy emocionado de estar viendo la pelí..

Sin irse por las ramas, mientras filmábamos "Días de Campo", me daba la sensación de ser participe de un homenaje a tiempo real a todos aquellos buenos actores, de gran trayectoria.

Raúl jugetonamente se refería al rodaje como un rodaje de la tercera edad, por que un buen porcentaje de quienes actuaban, realmente pertenecían a la tercera edad o ya estaban por llegar a ella, lo maravilloso es que mientras más veces veo ese trabajo, mis recuerdos no me hacen pensar más que en lo joven y de vanguardia que es ese film, me costaría mucho definir que edad tiene.
El tiempo ha quedado suspendido, pero suspendido ahí... se mueve en su lugar, como un quantum a la espera de pasar de un estado a otro, se mueve para hacernos recordar (recorder: volver a pasa por nuestros corazones), que esa interpretación es única, no se puede repetir.
Este no puede haber sido mejor homenaje para el gran Patricio Bunster, quien interpreto al afuerino, alegoría de la muerte que viene a buscar a Federico Ganna.
Señor Patricio donde estés te recordaremos, no solo por tu trabajo, si no también por la dulzura con que lo hacías.

No queda otra cosa que seguir viviendo agradecidos de cada instante que nos regala la vida, que el buen presente no acompañe hasta el final...

sábado, septiembre 09, 2006

Cruzando la cordillera de los Andes


Miro el camino recorrido...

Nuevamente con alegría, durante este mes y medio en Barcelona he aprendido mucho, mucho sobre el estar…
Aquí sin temor al pasado, ni al futuro…
Sin temor a equivocarme he intentado ser y dar lo que nace de mi, con la esperanza de que sea lo mejor.
Puede que en muchas ocasiones no haya acertado, tal vez en otras si, eso se ira viendo con el tiempo.
Creo que lo interesante fue entender que el objetivo, pese a que parece muy importante, es secundario, incluso terciario, pues recordé que la experiencia en si misma es la que nos nutre y es en ella donde debemos converger.
Coincidencia o no, el único libro que me llevé al viaje fue “La poética del cine” de Raúl Ruiz donde hay una referencia a este mundo infinito, les recomiendo este libro.
Hice buenos amigos y amigas, compartí muchas horas con compañeros de trabajo a quienes admiré por su templanza, alegría y humildad, ellos me dan cuenta de lo tanto que tengo que aprender.
Barcelona en verano es una ciudad muy vital, me pregunto ¿Cómo será en invierno?…

Aquí en Chile la primavera estalla, los pájaros cantan preparándose para la danza del amor.
El sol se hace más presente, pintando desde la ventana de la cocina el mantel azul nuevo y los coloridos individuales.
Hay flores por todas partes, dentro y fuera de la casa hay un festival de pétalos que dejan escapar a ciertas horas del día aromas de nostalgia.
Pero falta algo, la sonrisa…
La sonrisa de las personas en la calle…
No se exactamente que es, pero parece que antes de partir a España me había acostumbrado a ver a los conductores de auto apurados, tensos, irritables, esperando la oportunidad de tocar la bocina para descargar alguna frustración del día.
Ahora que he pasado casi un mes y medio lejos del transito vehicular Santiaguino, me sorprendo.
Sobretodo por que me di cuenta que mi comportamiento antes de partir era parecido, no llegué a tocar la bocina pero mi conducción era ofensiva y me asusta un poco pensar que puedo contagiarme otra vez.
Mientras escribo esto tiembla la tierra, había olvidado también que en Chile se siente el desplazamiento de las capas tectónicas, enérgicamente estas tierras me recuerdan la constante transformación del universo, lo pequeños y demandantes que somos. Y como nuestra presencia por aquí es simplemente un conjunto de ondas provocadas por nuestros pasos en este gran mar de acontecimientos que parecidos unos de otros van cambiando infinita e imperceptiblemente.

martes, agosto 29, 2006

Llegamos al fin...


Hemos terminado de filmar, lamentablemente no ha dado el tiempo para escribir más, mis disculpas por ello.
Cada día pensaba, en las miles de cosas que podrían ser tema para el blog pero al llegar el fin del día la verdad es que pensaba en comer e ir a acostarme, por que el día que se venía sin lugar a dudas sería un gran desafío.
El termino de la jornada era la confirmación de que el equipo que se había formado para este proyecto, era un equipo en quien se podía confiar, no solo por su profesionalismo, si no también por que humanamente nos fuimos cuidando y protegiendo, de ese modo dimos a la película todo cuanto nuestra energía nos permitió, llegando incluso al punto de descubrir cuales eran nuestros límites.
Mientras pasaban los días, se integraban más y más personas que venían a reforzar o remplazar a quienes tenían que partir por una u otra razón. Esas nuevas almas llegaban refrescándonos con su alegría y ganas de ayudar, a ellos gracias por esa inyección de energía y a quienes estuvimos de principio a fin del rodaje gracias por resistir.








Quedan algunas tomas por filmar, pero en principio ya es momento de ver como crece el niño en brazos de su padre.

jueves, agosto 24, 2006

Cariños...



Quiero compartir este regalo que me dejó Flor de maravilla.

Y sobretodo con nuestro equipo de fotografía (cámara y Luces) de "199 recetas para ser feliz", equipo con quienes hemos sabido ser una familia...
Gracias amigos por cuidar de nosotros, que esta no sea ni la primera ni la última...

Y hablando de agradecimientos , debo de agradecer a Chamilita por todo el cariño que da todos los días, ese amorsote!!!


Ya le haré una declaración publica de amor, mientras tanto estos cariñitos...





QUIÉN HA ESTADO AQUÍ


Quién ha estado aquí
mirando el fin de la calle
sobre la cual cuelga
tan cercana la luna roja
tan enorme la roja luna.

Quién ha estado
solitario en este mismo lugar
hace cien años
en quién pensaba el solitario
en qué pensaba el solitario
o simplemente miraba
un vacío rodeado por la noche.

No había casas
no había sino un ruido
pero no era un ruido
sino el ruido de un río
y quién estará
en cien años más
en el lugar que ahora llamo yo mi casa
cuando yo no sea sino el silencio
quién estará en un vacío rodeado por la noche
sin saber nunca si aquí hubo casas o calles
y nadie sino el ruido del un río silencioso
podría recordarlo.


JORGE TEILLER

martes, agosto 22, 2006

Pessigolles


Ya queda poco, han sido jornadas largas y exigentes, creo que el plan de rodaje fue demasiado ambicioso, hemos excedido las horas extras y el equipo se siente más cansado esta última semana, el día libre no se hace suficiente.
Yo estoy muy contento con mi equipo, son todos jóvenes estudiantes (menos Tomás, que ya es un joven profesional en Chile) que poco tardaran en ser lo que sueñan ser. Han trabajado con mucho entusiasmo, alegría y sin reclamos.
Sobre mi trabajo pienso que ya perdí la perspectiva, ahora solo sigo mi intuición, no se con exactitud si tengo que ser más detallista y exigente, pues en algunos casos no hay tiempo ni para hacer correcciones, la luz puesta es la que es y ya está, algunas veces acierto otras veces no.

Esta es una situación muy particular y contradictoria, en general me gusta lo desafiante de los tiros y planteamientos de cámara, pero por su complejidad estamos todos de acuerdo que se necesita más tiempo y ensayos para que el equipo completo pueda coordinarse, es como jugar mikado en una motocicleta a 80 kilómetros por hora.
De todos modos la experiencia como todo en la vida se agradece, de a pocos se va templando el acero, aprendemos nuestros límites y cuando lo logramos nos sentimos muy bien.

Me pregunto ¿Cómo estarán mis amigos de Sagrado?, extraño las buena tertulias y el desafío de narrar para 30 segundos.
Y a mi familia incluyendo Flor de maravilla y los amigos de Chile "pessigolles" en (catalá cosquillas), a cambio de no haber escrito mucho.

En las fotos: David, Laura y Berta, el equipo que administra la luz, faltan los Cristianes, quienes administran la cámara. Un equipo de lujo...
Ya vienen sus fotos...

Aqui están lo prometido es deuda...


miércoles, agosto 16, 2006

Parte del equipo...

A toda maquina.......