Si alguien preguntara
A donde ha ido Sokan,
decid tan solo:
"Tenía cosas que hacer
en el otro mundo"

último Haiku de Sokan

sábado, mayo 27, 2006

“Infamante Electra”


No se exactamente lo que me pasa al ver la obra de Raúl Ruiz, puede que sean muchas cosas a la vez... ¿He ahí el desconcierto?.
En “Infamante Electra” el tiempo y el espacio se curvan al punto de toparse consigo mismos, lo mismo pasó con mis sentidos, me sentí conectado a un universo del que solo tengo una cierta idea y es, en ese momento donde tome cierta conciencia de mi proceso de existir, cohabitando ese y otros universos que no son otra cosa que el salto cuántico de un lado del espejo al otro infinitas veces.

Las texturas que en la escena sufren pequeñas modificaciones, o por la luz o por los pasos de los actores sobre el piso, sugieren algo que sabemos que hay en la historia que no se puede ignorar, pero que no debemos ver hasta cuando estemos preparados para el rito de iniciación, al que naturalmente llegaremos tarde y sin comprender por que.
El juego constante entre la realidad y la fantasía en el texto, me hacen pensar en un docuficción sobre las ideas de un pensador profesional que nos invita a pasar por una hora y un poquito más al palacio de los espejos con infinitas caras.
Me encantaría ver todas las funciones de esa obra, por que me da la sensación de que los actores viajan por lugares distintos cada vez que pasan por ahí...
Me siento un privilegiado después de ver “Infamante Electra”



Fotos Rodrigo Chodil

viernes, mayo 26, 2006

Cosas que cuentan...

Un día me hablaron de cosas terribles que sucedían en Chile, tenía algo así como 8 años y me costó creer que el ser humano podía llegar a esos niveles de desgracia…
¿Que clase de enfermedad es esa?, ¿Como puede estar tan contaminado, por dentro un ser, como para que la violencia lo satisfaga?…
Hoy leo sobre un joven valiente, a quien no olvidare jamás…
El perdió la vida en una protesta, fue baleado y para que ustedes no lo olviden… se llama RONALD WOOD…


Mi sugerencia es: No dejemos en manos de ninguna institución armada nuestro destino, el poder de las armas confunde, aunque suene idealista creo fehacientemente en la inutilidad de llegar a las armas para llegar a algún tipo de acuerdo, ¿No creen que a eso se le llama imposición de ideas?, ¿Tiene sentido que el espíritu del más criminal se imponga?…
Por que no me van a decir, que el que tiene un arma en sus manos no tiene algo de criminal y peor aun, de aquel que dispara el arma o manda a matar y torturar.
Quizás “El príncipe”, se jacta entre sus amigos y familiares de ser una gran persona, con moral y buenas costumbres, quizás que les dice y que no les cuenta…
Mientras desayuna en el calor de su hogar, silenciosamente evocará los días en que trataba cruelmente a sus prisioneros… Pero hoy se tapa el rostro, arremete contra quienes hacen pública su participación en actos que él solo sabe hasta donde llegaron.
Por otras terribles razones ese es otro nombre que no podemos olvidar “Edwin Dimter Bianchi”
Tarde o temprano él dirá si mandó o no a matar a Victor Jara, es lo único que le dará una pequeña oportunidad de morir con algo de dignidad...Por que en paz lo veo muy difícil.

martes, mayo 23, 2006

Días de campo, Raúl Ruiz

Es lento pero con un poco de paciencia se pueden ver algunas imágenes de Días de campo.
La imágenes están hechas con una cámara 25P Panasonic.

video

En escena Bélgica Castro y Marcial Edwars, la verdad me siento muy privilegiado de la oportunidad de compartir días de trabajo con ellos, además de ser unas personas maravillosas son grandes actores, sin aires divos.
Gracias a ellos por su ejemplar trabajo.

Experimentando

Este es un comercial que dirigió Sergio Quence, yo hice la dirección de fotografía, recuerdo mucho que al filmar veíamos más de lo que imprimía en la película.
En teoría el tratamiento que le di al negativo debía permitirnos un contraste fuerte en el transfer, sin perder el detalle en las pieles de los niños.
Pero como dije... en teoría.
Había leído sobre el comportamiento de las zonas grises con el uso del obturador bien cerrado, esa información la cruce con el tipo de iluminación que aplique, la suerte estuvo de nuestro lado, comprobé en la sala de trasfer que no solo los grises se hacían más negros si que también los detalles en las zonas bien expuestas eran mejores.


Powered by Castpost

Durante la filmación todos me preguntaban por que se veía tanto, Yorka la directora de arte insistió varias veces en recordar las referencias que me mostraron.
Debo de confesar que con tantas preguntas, solo para mis adentros, me puse un tanto nervioso, pero ya no había vuelta atrás, así es que pa delante no mas.
La confianza que Sergio depositó en mi, tras mi explicación la única vez que preguntó, me tranquilizó mucho. A el muchas gracias por darme la oportunidad de experimentar controladamente.

martes, mayo 16, 2006

Lo siento, de veras lo siento...

Un amor es quien te acepta como eres.
Quien te ayuda a ser mejor.
Es alguien que te levanta el ánimo cuando lo necesitas.
Es alguien con quien se puede bromear sin que te enojes.
Es alguien que se acuerda de ti cuando reza.
Es alguien que te quiere por lo que eres
y no por lo que tienes ni por lo que sabes.
Es alguien que no se queda mirando,
sino que te lleva a mirar juntos en la misma dirección.
Es alguien que se interesa por tus cosas...
aunque sean pequeñas.
Es alguien que se acuerda de ti cuando tu no estás
y no te deja cuando fracasas.
Es alguien que comparte tu soledad y tu tristeza,
así como tus alegrías y tus sonrisas.
Es alguien que trata de entenderte.
Es alguien que sé lanza contigo a correr riesgos
y que nunca te negará su ayuda cuando la necesites.

Hoy estoy sensible al tema...

Y me llega este otro mail



En una de las salas de un colegio había varios niños.


Uno de ellos preguntó:
-Maestra... ¿qué es el amor?


La maestra sintió que la criatura merecía una respuesta que estuviese a la altura de la pregunta inteligente que había formulado. Como ya estaban en hora de recreo, pidió a sus alumnos que dieran una vuelta por el patio de la escuela y trajesen lo que más despertase en ellos el sentimiento del amor.

Los chicos salieron apresurados y, cuando volvieron, la maestra les dijo:


-Quiero que cada uno muestre lo que trajo consigo.


El primer alumno respondió:
-Yo traje esta flor: ¿no es linda?


Cuando llegó su turno, el segundo alumno dijo:
-Yo traje esta mariposa. Vea el colorido de sus alas: la voy a colocar en mi colección.


El tercer alumno completó:
-Yo traje este pichón de pajarito que se cayó del nido ¿no es gracioso?


Y así los chicos, uno a uno, fueron colocando lo que habían recogido en el patio.

Terminada la exposición, la maestra notó que una de las niñas no había traído nada y que había permanecido quieta durante todo el tiempo.


Se sentía avergonzada porque no había traído nada.

La maestra se dirigió a ella y le preguntó:
Muy bien: ¿y vos? ¿no has encontrado nada?


La criatura, tímidamente, respondió:
-Disculpe, maestra... Vi la flor y sentí su perfume; pensé en arrancarla pero preferí dejarla para que exhalase su aroma por más tiempo. Vi también la mariposa, suave, colorida, pero parecía tan feliz que no tuve el coraje de aprisionarla. Vi también el pichoncito caído entre las hojas, pero... al subir al árbol, noté la mirada triste de su madre ...
Por lo tanto, maestra, traigo conmigo el perfume de la flor, la sensación de libertad de la mariposa y la gratitud que observé en los ojos de la madre del pajarito.

¿Cómo puedo mostrar lo que traje?


La maestra agradeció a la alumna y le dio la nota máxima, considerando que había sido la única que logró percibir que sólo podemos traer el amor en el corazón.

Texto enviado por la Escuela Tántrica Sivaíta de Madrid

Me ha llegado un email

En un momento preciso...
Una reflexión sobre el amor y la libertad.
Es tiempo de contemplar en silencio, creo ni debería escribir, pero ya está…

La foto que acompaña el texto es de Adrián Portugal


Piensa en alguien cuyo amor desees. ¿Quieres ser alguien especial para esa persona y significar algo importante en su vida?, ¿Quieres que esa persona te ame y se preocupe por ti de una manera especial? Si es así, abre tus ojos y comprueba que estas cometiendo la necedad de invitar a otros a limitar tu libertad. Es como si la otra persona te dijera: "Si quieres ser alguien especial para mí, debes aceptar mis condiciones, porque en el momento en que dejes de responder a mis expectativas, dejaras de serlo" ¿Merece la pena pagar tanto por tan poco?

Imagina que a esa persona, cuyo especial amor ideal, le dices: "Déjame ser yo mismo". Pretender ser especial para alguien significa, fundamentalmente, someterse a la obligación de hacerse grato a esa persona y, consiguientemente, perder la libertad.

Tal vez prefiero mi libertad antes que tu amor. Si tuvieses que escoger entre tener compañía en la cárcel o andar libremente por el mundo en soledad, ¿qué escogerías?

Dile ahora a esa persona: "Te dejo que seas tu mismo, tener tus propios pensamientos, satisfacer tus propios gustos,...". En el momento en que digas esto, observaras una de estas dos cosas: o bien tu corazón se resistirá a pronunciar estas palabras, o bien, pronunciará dichas palabras de corazón sinceramente, y en ese mismo instante se esfumará todo tipo de control y explotación y posesividad.

"Te dejo que seas tú mismo ". Y observaras también algo más: que la otra persona deja automáticamente de ser algo especial e importante para ti, pasando a ser importante del mismo modo que una puesta de sol y una sinfonía son hermosas en sí mismas, del mismo modo en que un árbol es algo especial en sí mismo y no por sus frutos o la sombra que pueda dar.

"Te dejo que seas tú mismo". Al decir estas palabras te has liberado a ti mismo. Ahora ya estas en condiciones de amar. El amor sólo puede existir en libertad. El verdadero amante busca el bien de la persona amada, lo cuál requiera especialmente la liberación de ésta.