Si alguien preguntara
A donde ha ido Sokan,
decid tan solo:
"Tenía cosas que hacer
en el otro mundo"

último Haiku de Sokan

sábado, diciembre 30, 2006

...

joven instante
arrebatas la noche
ignoras morir

sábado, diciembre 23, 2006

domingo, diciembre 17, 2006

Tiempo


No sé por que tengo la sensación, cada vez más fuerte de que el tiempo no alcanza para todo cuanto quiero hacer, recuerdo haber leído en algún libro que ese sentimiento nace cuando nos alejamos de nosotros mismos, cuando nos enajenamos.
Pero ¿Qué es, lo que nos toca hacer?, ¿A que hemos venido?, ¿Estamos aquí para hacer algo importante?, ¿Qué es eso importante?, ¿Escribir en un blog?, ¿Hacer la cama?, ¿Leer o escribir un libro?, ¿Reproducirse y criar?, ¿Trabajar, filmar?…
¿Qué es, lo realmente prioritario?, ¿Cuál es nuestra misión? y... ¿Si es que la hay?.
Entonces ¿Dónde están los limites?, los verdaderos limites de nuestras conciencias, más allá de los juicios morales que hemos inventado, en un gran esfuerzo por mejorar nuestra convivencia, llegando al extremo de crear leyes para después romperlas.
Nos crecen las uñas y el pelo, ¿tenemos que cortarlo?, nos da hambre, tenemos frío, tenemos que conseguir de un modo u otro, abrigo alimento, etcétera. Pero ¿Es todo tan simple como eso?…
Entonces, ¿Para qué, toda ésta memoria que me permite aprender tantos lenguajes?, que a su vez me permiten recordar, he incluso escribir lo que recuerdo, para que otros lean sin importar si ya estoy muerto o lo que realmente quise decir.
Se que todas estas preguntas, no tienen nada de nuevo, las venimos haciendo desde…¿Quizás cuando?, ¿Será desde que tenemos memoria, desde que empezamos a escribir? Ó ¿Desde antes?.
La humanidad ha inventado hasta los computadores, intentando entenderse a si misma y al universo y realmente aunque muchas personas han ocupado la vida en comprender, no hay respuestas certeras de lo que somos, en donde estamos y menos, a que vinimos.
Sabemos si, que en este juego de rol el tiempo es limitado y que somos un pequeñito evento en la totalidad de un tiempo infinitamente elástico.


En una entrevista a uno de los actores de la primera serie de televisión, que he visto completa, llamada “Six feet under”, reflexionando sobre la particularidad de lo que hicieron durante 5 años de trabajo, este dijo: “La vida es lo que sucede, mientras haces esfuerzos por elaborarla”…
Cuando escuche la frase, me broto una carcajada inmediata, de puro encontrarle la razón.
Nada de cuanto planeamos es realmente como sucede y eso me recuerda que todo esto que escribí es simplemente una forma de decirme a mi mismo y claro, un intento de compartir, lo que me sucedió mientras veía cada capítulo.
Y que aunque no encontremos respuestas, hay que aprender a vivir, aprendiendo también que, en el debido momento tendremos que saber morir.
Nos recordaran entonces, cuando ya no estemos y sin saberlo siquiera, en la sonrisa de un niño, con la lluvia estallando en las ventanas, en el horizonte dominguero, en un primer beso, al despertar del sol o simplemente viviendo lo que nosotros no.

martes, diciembre 05, 2006

Entre paisajes y sombras


Estoy algo distraído, es verdad, mis sueños se fueron para otra parte.
El paisaje se agita y es severo con la contemplación.
Para él no hay nada que perder, es solo la naturaleza de las cosas.
En cambio, por estos días ocupo con preguntas, el tiempo que inmune a la duda se me arranca, sin decir nada… despertar es un privilegio.
De primera vista todo está quieto, no hay cambios, pero la proximidad revela grandes secretos… prefiero la distancia.
Luz y sombra son solo espejos que murmuran la vida en la yema de nuestros dedos. Hablar de justicia es un juego de niños, por que la luna sigue saliendo por el mismo lugar hace millones de años y aunque eso no significa nada, solo un instante en nuestras vidas con suerte es menos que un instante en el universo elástico.
Estiro mi mano al vacío y provoco la risa de un horizonte lleno de curvas sin fin…